Entendemos que el sector informático debe estar al servicio de las personas y que los sistemas deben ser definidos por el cliente.

Neodata provee servicios referidos a todos los aspectos de la tecnología de la información: seguridad, redes, desarrollos, consultoría, investigación, pruebas de nuevas tecnologías, uso de recursos, gestión integral de proyectos, soluciones específicas para problemas puntuales, gestión externa de recursos, soporte para profesionales. Todos estos servicios están pensados respetando la capacidad de inversión y el retorno de inversión provisto.

Focalizamos nuestra tarea en la transformación de gastos en inversión tecnológica. Trabajamos no sólo para reducir los costos de pertenencia y de mantenimiento sino también para desarrollar/aprovechar debidamente la infraestructura y así evitar el sobredimensionamiento de los recursos asignados a proyectos del área informática.

Nuestro rol concreto implica la gestión externa ya que concebimos la relación cliente/proveedor como un todo, respetando las políticas internas y las estrategias de negocios de la empresa para la cual trabajamos.

Somos un equipo dinámico, proactivo y muy comprometido con nuestros clientes. Todos los que trabajamos en Neodata somos la empresa: no tenemos empleados. En Neodata el proceso de formación interno es largo y demanda otro tipo de relación diferente tendiente a la independencia. En Neodata nos interesan no sólo los proyectos sino también las relaciones.

El delicado equilibrio entre la confianza y la dependencia

En el ámbito de la tecnología de la información, fundamentalmente en las tareas relacionadas con consultoría e implementaciones basadas en reingeniería de procesos. Existe un delicado equilibrio entre la confianza y la dependencia.

Tanto los clientes como los proveedores, se ven en algún momento, enfrentados a la decisión de seguir o no confiando el uno en el otro.

Con sinergia generada a partir de las tareas encaradas en conjunto, es inevitable la disyuntiva: “¿hasta dónde debe conocer mi negocio este proveedor?”, suele preguntarse el cliente y “¿hasta qué punto debo tratar al cliente como socio?”, suele plantearse el proveedor.

Dadas estas cuestiones, cabe preguntarse si el mero hecho de poder identificar los hitos en este proceso de relación, es mecanismo de salvaguarda suficiente ya que a veces podrían requerirse esfuerzos adicionales de las partes.

Sin embargo, en Neodata, confiamos en que la claridad de las reglas para el trabajo contribuye en forma determinante a sostener las relaciones comerciales en plazos prolongados. Consideramos que la tranquilidad y seguridad de nuestros clientes es el real corazón de nuestros negocios.